Sobre la envidia y el síndrome del impostor

Marisa Hampe, Maldives | na sua lua

Ojo que hoy me pongo intensita y quien avisa no es traidor. Resulta que, mientras escribo este post, una de mis amigas (que no es la chica de la foto) está en Perú. Allí se casaba su hermano y hasta allí se han desplazado ella y su familia para asistir al bodorrio y también para descubrir un poco el país. Obviamente, mi amiga comparte momentos de su viaje en las redes sociales, casi a tiempo real: paisajes preciosos, animales que aquí ni siquiera existen, arquitectura distinta a la que estamos acostumbrados… y de entre todos los comentarios que recibe —la mayoría más que positivos, hay que decirlo— se cuelan los famosos “qué envidia”.

Hace tiempo que le voy dando vueltas a esta reacción que tenemos todos…

Read More