Cocinillas en verano

Curiosamente estos días en los que finiquitamos julio, cuando más calor hace, es cuando me ha dado por ponerme a hornear madalenas. Sí señor, 35 grados a la sombra y no se me ocurre nada mejor que meterme en la cocina y poner el horno a 220.

2

1

En este caso la causa estaba más que justificada, fue el cumpleaños de Laura y la ocasión lo merecía. Mi amiga Mireia y yo decidimos que para su picnic sería buena idea llevar unas muffins de plátano caseras y parece ser que quedaron muy buenas porque volaron todas :)

No nos pudimos resistir y antes de llevárnoslas nos partimos una para probarla, por aquello de no envenenar a nadie… y Mireia la acompañó de su inseparable chai latte que algún día conseguiré que me guste a mí también en esta taza tan bonita.

¿Algún otro cocinillas veraniego en la sala?