DecoMonday: en casa de Eva Goicochea

En casa de Eva Goicochea, foto de Jessie Webster | na sua luaEn casa de Eva Goicochea, foto de Jessie Webster | na sua luaEn casa de Eva Goicochea, foto de Jessie Webster | na sua luaEn casa de Eva Goicochea, foto de Jessie Webster | na sua luaEn casa de Eva Goicochea, foto de Jessie Webster | na sua lua

Eva Goicochea, que podría ser vasca a juzgar por su nombre y apellidos, es una content curator americana con un buen gusto que tira pa’trás. Conocí su trabajo gracias a su cuenta de Instagram (estoy pendiente de que me responda a un mail para escribir un post sobre ella…) y desde entonces me encanta ver en qué nuevo proyecto está metida esta mujer.

Conocía las empresas en las que Eva había colaborado, sus nuevos proyectos, los viajes que se marcaba… pero no tenía ni idea de que vivía en una casa tan bonita. Y es que, gracias a Design*Sponge, pude ver dónde vive la buena de Eva y enamorarme un poquito más de su estilo.

En un pequeño oasis del noreste de la ciudad de Los Angeles, Eva comparte casa con su chico Ian y —atención— tres perros y dos gatos, todos ellos rescatados. Su casa tiene cuatro plantas e incluso un pequeño estudio independiente que alquilan en Airbnb.

Lo que más me gusta de su casa es que se ve preciosa pero no inalcanzable ya que una gran parte de sus muebles son de Ikea (sofá, aparador de la cocina, mesa de escritorio…) algo que me demuestra una vez más que no hace falta ser millonaria para vivir en un sitio bonito.

Eva, Ian y su tropa de cuatro patas viven en un espacio encantador y lleno de luz en el que la clave son los tonos neutros y los colores terrosos en la decoración y la mezcla de piezas más funcionales con algunas vintage. Me ha llamado la atención que se unan al club de las paredes oscuras ni más ni menos que en su dormitorio, pero con todas esas ventanas me parece una idea estupenda.

Si tuviera que elegir no sé con qué habitación me quedaría, aunque pensándolo mejor me llevaría la casita del árbol entera. La ciudad de Los Angeles nunca me pareció tan acogedora.

 

*Todas las fotos son de Jessie Webster para Design*Sponge*