Sanda Vuckovic en el taller de Inês Telles

Sanda Vuckovic | na sua luaSanda Vuckovic | na sua luaSanda Vuckovic | na sua luaSanda Vuckovic | na sua luaTodas las fotos son de Sanda Vuckovic para su blog Little Upside Down Cake en el taller de Inês Telles

Admiro a Sanda Vockovic como se admiran a los artistas que juegan en otra liga. Su delicadeza, su sencillez, su temple… todas sus cualidades me parecen exquisitas y cada vez que publica un nuevo proyecto en su blog o una nueva foto de su día a día en Instagram se convierte en todo un acontecimiento para mí. Nunca me defrauda, siempre siempre termina sorprendiéndome y pellizcándome un poquito el corazón.

Comenté no hace mucho que la preciosa marca portuguesa SUL la conocí a través de su trabajo. Esas fotos que hizo Sanda para promocionar sus bolsos la primavera pasada me enamoraron. En el barrio lisboeta de Ajuda, que fue donde yo viví durante 4 meses, con su marido como modelo y rompiendo moldes: ¿quién dijo que los bolsos eran solo para mujeres?

Hoy traigo uno de sus maravillosos reportajes, el que le hizo al taller de Inês Telles, una artista de la joyería que consigue unir la nobleza de metales preciosos como el oro y la plata a la sencillez de elementos naturales como las semillas o piedrecitas. Su lugar de trabajo va de la mano con su estilo para crear joyas, como ves, impera la sencillez y los objetos con alma, con historias vividas y así es como nos lo presenta Sanda.

Si te gusta este estilo de fotografía no dejes de seguir el trabajo de esta exinformática (!) porque todos los posts de su sección de espacios creativos son increíbles. Y, sobre todo, no dejes de seguirla si disfrutas con los estilismos culinarios luminosos, simples e inspiradores. Ella es el claro ejemplo de que en fotografía la técnica se aprende, pero la mirada, a pesar de poder entrenarla, tiene que venir de serie.

Por si fuera poco, Sanda Vuckovic domina el arte de la repostería biológica, como nos muestra en su página web. ¿Te he convencido ya? :)

 

P.D.: Laura Riu publicó este post tan bonito sobre el trabajo de Sanda hace unos días.