Un fin de semana en el Mercado Condal de Diseño en Palo Alto, Barcelona

Mercado Condal de Diseño | na sua lua

Este fin de semana se ha celebrado el Mercado Condal de Diseño en Barcelona, concretamente en Palo Alto. Sí, amigos, hay vida más allá de California y en Barcelona también tenemos nuestro propio Palo Alto, ¡ha!

Era la primera vez que me dejaba caer por allí y la localización, un espacio industrial rodeado de vegetación, me recordó mucho a la LX Factory lisboeta (salvando las distancias) y me pareció un oasis verde entre tanto asfalto. Allí me encontré con dos terrazas de lo más agradables para comer algo y tomarse una cervecita y dos grandes naves industriales donde se reunían 40 marcas de diseñadores de distintas disciplinas para exponer sus creaciones.

Mercado Condal de Diseño | na sua luaMercado Condal de Diseño | na sua luaMercado Condal de Diseño | na sua luaMercado Condal de Diseño | na sua lua

La oferta era variadísima y se podían encontrar desde joyas o piezas de cerámica hasta ropa o láminas de serigrafías. Además, todas las marcas tenían un listón altísimo de calidad y se notaba que se había hecho una buena selección porque los diseños eran realmente exquisitos.

Todos los stands tenían algo especial que hacía que me detuviera y le dedicara su tiempo, pero destaco especialmente Totpoc, un estudio de diseño de Valencia formado por una pareja la mar de simpática que vendía unas preciosas lámparas de yeso y pigmentos. Las lámparas, además de ser muy bonitas, son 100% pensadas y hechas a mano gracias a un artilugio casero que habían traído al Mercado y al que valía la pena ver en funcionamiento.

Las joyas de Julieta Álvarez, de cerámica y esmaltes en color pastel, también me enamoraron, igual que Cupisnique, los recipientes de inspiración precolombina peruana, o las divertidas huchas Dos Pavos de Mr. Simon. Fue un no parar de ver cosas bonitas.

Mercado Condal de Diseño | na sua luaMercado Condal de Diseño | na sua lua

Aunque para bonitos Javi y Laura de Énola, que viajaron desde la capital con sus muebles artesanales de aire nórdico, totalmente funcionales y personalizables. Me hizo una ilusión tremenda ver los muebles en vivo y en directo por fin y, sobre todo, conocer a estos dos máquinas en persona. Los que no los conozcáis os aviso: no se puede ser más majo ni más currante :)

Esta pareja está afincada en Madrid, así que si os pillan cerquita y tenéis la oportunidad no dejéis de visitarlos en los mercados a los que asisten habitualmente porque os atenderán de maravilla y os explicarán las funciones de todos sus modelos de muebles.

 

Espero que el Mercado Condal de Diseño venga para quedarse porque era el plan que le faltaba a Barcelona.

L’esprit de la mer de Kinfolk en Barcelona

L'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua lua

Con muchos nervios llegamos Alejandra, Sonia y yo al evento L’esprit de la mer de Kinfolk en Barcelona. Como ya os adelanté el viernes, los encargados de organizarlo todo fueron los chicos de Openhouse Project, que contaron con la ayuda de Collage Studio, un estudio creativo especializado en eventos y diseño gráfico.

El lugar, un antiguo club veraniego de aire nostálgico llamado La Donzella en el puerto de Badalona, me dio a primera vista una impresión equivocada de lo que nos íbamos a encontrar. Por suerte, una vez dentro mi sensación cambió y allí estaban las mesas, con sus arreglos florales de Sauvage Studio y con una bonita minuta que, pintada con acuarela, nos revelaba el menú que probaríamos más tarde.

Andrew de Openhouse nos dio la bienvenida y nos invitó a servirnos una copa de vino ecológico del Celler Frisach y a bebérnoslo en la playa, a la que teníamos acceso desde el salón y donde encontraríamos un aperitivo preparado por las chicas de Les Tres a la Cuina.

L'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua lua

El mar estaba precioso y mientras íbamos encontrándonos y saludándonos el cielo se fue tiñendo de rosa y se fue haciendo de noche. Entramos de nuevo al salón y entre chácharas, fotos y copas de vino nos sentamos justo cuando empezó el banquete. Si algo se cumplió de mis pronósticos en la cena fue el sentimiento de comunidad tan característico de Kinfolk, donde lo que realmente importaba era que disfrutáramos de las charlas sobre todo lo que teníamos en común sentados todos en la misma mesa.

L'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua lua

Los platos tenían una pinta exquisita y realmente estaba todo buenísimo. Las chicas de Les Tres a la Cuina se encargaron de que el producto fuera fresco y de calidad y las verduras de La Casita eran de lo mejor. Sin embargo, puesta a ser crítica tengo que decir que a mi parecer la cantidad de comida fue un tanto escasa porque todos los platos eran para compartir entre 4 personas. Eso, sumado a que entre plato y plato había paréntesis de tiempo bastante grandes y que mi hambruna nocturna suele ser considerable, hizo que me quedara con ganas de más.

Una vez terminado el postre, unos bombones de chocolate artesanales a cargo de Muremino, llegó la hora del concierto de Berlinist. Para ser sincera no había oído a hablar de este grupo de música pero me entusiasmó tanto que fui a sentarme en primera fila para disfrutarlo al 100%. La voz de la cantante era muy dulce y su pop tranquilito me fascinó. Atención porque van a estar en el Primavera Sound dentro de un par de semanas, yo no me los perdería.

L'esprit de la mer de Kinfolk | na sua luaL'esprit de la mer de Kinfolk | na sua lua

Y tras la última canción de Berlinist también terminó L’Esprit de la Mer o lo que es lo mismo, mi primer evento Kinfolk. Un evento al que tenía muchísimas ganas de ir y al que había puesto un listón demasiado alto, lo reconozco. De esa noche me llevé a casa muchas cosas bonitas, como la brisa marina, las risas con mis compis Álex, Mercy y Tanit, la charla con Silvia (de la que os hablaré próximamente) y un ramo de flores que nos ofreció una de las chicas de Sauvage Studio.

Tengo muchas ganas de que saber cómo fueron los eventos de Madrid y de Lisboa, con organizadores como Arcë y De alma e coração, respectivamente, a los que ya eché un vistazo en Instagram gracias a los hashtags pero de los que me quedé con ganas de saber más.

Para los curiosos, las etiquetas en Instagram de los eventos fueron #kinfolkgatherings2014, #lespritdelamer y #kinfolkdinner. Atención a las fotos de la cena de Syndey organizada por Luisa Brimble, son preciosas.

Gracias a los chicos de Openhouse y al resto de colaboradores por su trabajo y por hacer de la noche del sábado una velada diferente y especial.