Carteles de películas y conciertos con los que quiero empapelar mi casa

La música, el cine, la ilustración y el diseño gráfico. Todo junto y bien revuelto en carteles que muchas veces son verdaderas obras de arte.

En el caso de la música, son muchos los grupos (indies, en su gran mayoría) que participan de la tradición de encargar carteles que anuncian sus conciertos a distintos estudios de diseño gráfico. Qué mejor manera de recordar un concierto importante que con un póster bien bonito que luego puedas enmarcar y colgar en tu casa para deleite de tus invitados.

Estudios de diseño como Delicious Design LeagueVahalla Studios o Lure Desing Incorporated se encargan de crear carteles que suelen ser irresistibles, muchos de ellos serigrafiados, llenos de colores y de tipografías geniales. Dos buenas páginas donde recrearse la vista son Poster Cabaret y The Poster Collective.

Aquí comparto una pequeña selección de mis favoritos en estos momentos (mi lista cambia cada dos días, aproximadamente…)

música11 | 2 | 3

música2

4 | 5 | 6

Respecto al cine, sus carteles tampoco se quedan atrás. Como alternativa a los carteles oficiales para promocionar películas, muchos diseñadores aficionados al séptimo arte cuelgan en internet sus propias versiones que muchas veces superan con creces la calidad del diseño original. Algunos incluyen toda la información de la película; director, actores, premios recibidos, etc. y otros apenas el título acompañado de una imagen.

Este tipo de carteles no solo deben ser atractivos sino también transmitir la esencia de la película y saber venderla bien. Además del juego con los colores y las tipografías suelen incluir bonitas fotografías.

Páginas como Alternative Movie Posters o este curioso tumblr son una buena fuente de inspiración.

Estos son algunos de mis favoritos últimamente.

cine1

1 | 2 | 3

cine2

4 | 5 | 6

Los voy coleccionando todos en mi carpeta straight to my wall de Pinterest pero empiezo a preocuparme… querer empapelar la casa de arriba abajo con estos carteles no es muy normal, ¿verdad? ;)

Ling o el buen diseño editorial

Las revistas de a bordo, las que te encuentras en los bolsillitos de los asientos de los aviones, suelen ser densas y aburridas. Además, están plagadas de publicidad de lujosos complejos hoteleros, casinos mastodónticos o campos de golf que se encuentran en países donde a duras penas la mayoría de la población llega a fin de mes.

Ninguna de las revistas que había visto hasta la fecha durante mis vuelos me llamó nunca la atención, hasta que descubrí Ling, la revista de Vueling.

Portadas de enero y mayo de 2013

Un día subí al avión, sonreí a la azafata, intenté no matar a nadie al colocar mi maleta en el portaequipajes, me senté y eché un vistazo a la revista de turno para entretenerme. Y ahí estaba ella. Lo primero que me llamó la atención fue la foto de la portada: original, fresca, con colores intensos, de calidad. A partir de entonces le declaré amor eterno.

La revista, de la editora Brand & Roses, creadores de la también magnífica Yorokobu, es una verdadera delicia. Está enfocada a un público (de espíritu) joven, cosmopolita, al que le encanta viajar y descubrir una nueva cara de las ciudades que visita. Pone mucho énfasis en el buen diseño editorial y la verdad es que todos los reportajes que me he leído me han parecido muy interesantes.

Portadas de mayo y diciembre de 2011

Algo que me llamó especialmente la atención fueron las ganas de interactuar con el pasajero. Hay una sección en la que, si no recuerdo mal, le proponen al lector que termine una historia que está medio empezada. Me pareció una idea genial, que te permitía conectar con la revista e incluso con otros pasajeros si la dejabas en el avión y otro lector se la encontraba.

Ejemplar de octubre de 2010

Para más inri todos los artículos están en español y en inglés, lo que hace que me pase el doble de rato leyéndolos para ver cómo están traducidos. Suerte que cuando termina el vuelo te puedes llevar el ejemplar a casa : )

¡Sí a los soplos de aire fresco como Ling!