Tiralahilacha — moda ética, sostenible y bonita

Tiralahilacha | na sua lua

Cuando Meeta y Pablo, dueños y señores de la marca de moda sostenible Tiralahilacha, se pusieron en contacto conmigo para que les echara una mano con su cuenta de Instagram, inmediatamente se me  pasaron por la cabeza dos cosas…

La primera, que ya tenían una cuenta de Instagram muy bonita y cuidada y que iba a ser todo un reto para mí y la segunda, que yo ya había comprado alguna de sus prendas hacía muuuchos años, cuando viví una temporada en Lisboa en 2009.

Tiralahilacha | na sua lua

Acepté el reto y me adentré en el universo de Tiralahilacha, ese que había ido evolucionando desde que nació y que poco se parece ahora al que yo conocí en 2009.

Meeta, diseñadora de moda de formación, fundó la marca allá por el año 2003 nada más terminar sus estudios. Como en todos los proyectos, los inicios no fueron fáciles y Meeta tenía su pequeño taller en casa, donde diseñaba y confeccionaba las prendas ella sola (¿de qué me sonará…?).

Pasaron los años, la marca fue creciendo y en 2011 se unió al equipo Pablo, diseñador gráfico y… ¡sorpresa!, su pareja.

Con tantos años de experiencia en el sector, no tardaron en darse cuenta de que los valores y las prácticas de la moda actual (prendas de usar y tirar, producciones nada respetuosas con el medio ambiente ni con los derechos laborales y un larguísimo etcétera) no casaban con su filosofía y que debían tomar otro rumbo.

Tiralahilacha | nasualua

Cambiaron de proveedores y en 2016 finalmente encontraron una forma de producir prendas ética, transparente y respetuosa con los trabajadores y con el medio ambiente.

Desde entonces sus colecciones son de algodón orgánico certificado y de comercio justo, diseñadas en Barcelona y confeccionadas éticamente en la India, país que conocen muy bien.

Tiralahilacha | nasualua

Da gusto ver que existen marcas como Tiralahilacha con unos valores tan honestos y que van tan a contracorriente de todo lo que por desgracia conocemos y estamos acostumbrados a consumir. Además, ¿cómo son de bonitos sus vestidos? Tengo un par de favoritos (y esta falda, que todavía no sé si me gusta más lisa o estampada) y estoy segura de que algo caerá este verano :)

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra pero es importante imprescindible  preguntarnos quién hizo nuestra ropa y en qué condiciones.

Si estás en Barcelona puedes visitar a Meeta y Pablo en su showroom (C/ Sicilia, 162 Local 9) y si no estás por aquí su tienda online siempre está abierta.

*Todas las fotos son de la fotógrafa Mireia Grau para Tiralahilacha

P.D. Otra marca ética que me encanta, esta vez made in Valencia.