Club Med Instameet: Maldivas

Club Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Y tras Abu Dabi llegó el plato fuerte: las islas Maldivas.

Había visto el vídeo del Instameet del año pasado y muchas fotos de esos instagrammers, sabía cómo era el lugar, de qué color era el agua y hasta cómo eran de altas las palmeras. En principio el ‘efecto wow’ debía estar más que superado porque casi no habría sorpresas… pero nada más lejos de la realidad.

Al llegar a Malé, la capital de las Maldivas, un barquito nos llevó al Club Med Finolhu, donde nos recibieron con muchas sonrisas y una bebida fresca y, desde ese momento, no dejé de alucinar y de preguntarme si todo eso era real o estaba dentro del sueño más dulce…

Club Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Y nos plantamos aquí, en esta pequeña isla paradisíaca, una de las más de 1.000 que forman este país y que el Club Med ha convertido en un recinto turístico exquisito. Cada uno de nosotros nos alojamos en nuestra propia casita, que constaba de un dormitorio, un comedor, un baño interior, un baño exterior (!), una terraza con piscina privada (!!) y las vistas a la playa más bonita que te puedas llegar a imaginar.

Cada mañana, cuando despertaba, saltaba de mi cama y corría las cortinas para dejar entrar la luz del día. Rápidamente volvía a meterme entre las sábanas y me quedaba un buen rato allí, observando ese pequeño islote habitado por la palmera solitaria que me robó el corazón.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Las instalaciones del Club Med Finolhu son tan espectaculares que me parecían decorados de película. Además de las villas (así llaman a las casitas), el resort cuenta con una piscina infinity que se funde con el mar, rodeada de palmeras, de hamacas y camas, donde pasamos ratos geniales.

Por no hablar de la comida… el restaurante, metido en el agua, servía los platos más exquisitos y todo tipo de bebidas del mundo, desde vino español hasta champagne francés.

Desayunamos todos los días con unas vistas tan bonitas que me daban ganas de llorar y es que realmente la experiencia era abrumadora, o al menos para mí, que nunca habia vivido algo que se le pareciera en lo más mínimo.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Uno de los días tuvimos la oportunidad de visitar la isla de Thulusdhoo, también conocida como la isla de la Coca Cola, porque es allí donde producen la famosa bebida para todas las Maldivas.

Thulusdhoo es una isla donde realmente vive y trabaja gente y también un buen destino para los amantes del surf. Si te soy sincera me alivió un poco salir de nuestra burbuja y pasear por calles reales, ver escuelas y tiendas y cruzarnos con gente lugareña.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Ese mismo día también visitamos el Blue Lagoon, una isla minúscula perdida en medio del océano Índico, como tantas otras en las Maldivas, tan solo habitada por corales y conchas.

A pesar de estar allí muy poco tiempo, la experiencia me impresionó mucho. En la Expedición Cíes del pasado abril habíamos tratado con profundidad qué significaba el concepto de “isla” para nosotros y esos días me lo replanteé varias veces.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua luaFoto del Blue Lagoon de Gabor Wright, sacada con el dron Ehang. Yo estoy en el grupito de la derecha. Una locura.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua lua

Y el Club Med Instameet fue también el viaje de las primeras veces, entre ellas la que más me gustó: hacer snorkel. Todo hay que decirlo, no soy precisamente Gemma Mengual. Mis habilidades en el agua son básicas, suficientes para nadar un rato sin ahogarme. Además, nunca me había atraído especialmente meterme a ver pececillos en el Mediterráneo por miedo a ocupar su espacio y ser ferozmente devorada por ellos. True story.

La cosa es que una vez allí tuve claro que quería probar el snorkel. Aguas transparentes, peces de todos los tamaños y colores…  era una oportunidad única y tenía que dejarme de miedos tontos y aprovecharla. En el avión vi Buscando a Dory para irme preparando y tooodos esos especímenes marinos son los que tuve la suerte de ver en los dos (¡2!) días que me lancé a bucear con tubo, máscara y aletas.

Club Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua luaClub Med Instameet: Maldivas | na sua lua

No se aprecia muy bien pero en la foto del medio hay un banco gigante de peces amarillos que pasó delante de mí como si nada :)

Te parecerá mentira pero estas tres fotos son lo mejorcito que he podido salvar de mi primera vez con una GoPro (otra primera vez). No me puedo quejar porque no es fácil, pero la verdad es que hasta llegar al nivel del jefe de Chris me queda mucho camino por recorrer aún. Todo se andará.

Podría seguir hablando de esta experiencia hasta el infinito pero creo que lo voy a dejar aquí. Solo recomendarte que le eches un vistazo a las cuentas de los demás creativos con los que la viví y que me alegro tanto de haber conocido:

@thererumnatura, @peppecant, @chrisrogersza, @unclescrooch, @ju.hu.lia, @marisahampe, @hobopeeba, @miss_anastasia_u, @borodina, @kobi_refaeli, @tomeryeruham y, sobre todo, @frommyglasses, @a_girlwhotravels y @teresacfreitas, con las que más risas, bailes y canciones de karaoke compartí ♡

Y por supuesto, dar gracias infinitas al Club Med por haber organizado semejante planazo y por haber querido que yo formara parte de ello. A riesgo de parecer cursi, ha sido una de las experiencias de mi vida.

3 Comentarios

  1. Sanda 03.11.2016

    Lindas fotos, lindo lugar, lindas cores!!!


  2. Mery Garriga 05.11.2016

    Massa fort pel cos, massa maques les fotos! Ets la millor!


  3. […] lo viví de cerca cuando me tocó el Gordo de irme a las Maldivas y tuve sentimientos encontrados. El primero y más fuerte: el síndrome del impostor. ¿Te ha […]


Los comentarios están cerrados.